El perro que fué condenado a cadena perpetua

En 1924, el Gobernador de Pensilvania, Gifford Pinchot, condenó a cadena perpetua al perro Pep por asesinar al preciado gato de su esposa.

Pep fué el preso número C2559 de la Penitenciaría Eastern State, donde también ocuparon celda, entre otros, Charles Dickens y Al Capone.

Pero la razón del encarcelamiento de Pep sigue siendo objeto de debate.

Un artículo periodístico sacó a la luz hace años una carta, entre el Gobernador y el director de la Penitenciaría, en la que se desvela la posibilidad de que el propio Gobernador enviase al perro a la cárcel por un motivo totalmente distinto: para reforzar la moral de los reclusos.

La Prisión fue cerrada en 1971. Pero hoy en día, en su tienda de souvenirs, las tazas, posters y plumas con la foto de Pep y el cartel de recluso colgado de su cuello recuerdan a visitantes y turistas esta curiosa historia que os acabo de contar.

Fuente: http://aldea-irreductible.blogspot.com

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: