Perros israelies comprados por el ejercito de EEUU no entienden las ordenes en ingles

Perros hebreos no entienden el ingles

Los perros de la unidad anti-explosivos del Ejército israelí que fueron adquiridos por Estados Unidos para actuar en Irak “fracasan debido a que están acostumbrados a escuchar las órdenes en hebreo y aun no dominan el inglés”.

Así lo creen los generales norteamericanos que aspiran al bilingüismo de los perros de la unidad de élite israelí Oketz.

“Son tonterías. Si los perros no tienen éxito en Bagdad u otros lugares en Irak para identificar explosivos no es por el idioma, sino por la falta de habilidad de los soldados encargados de las misión”, responde desde Tel Aviv un experto en el adiestramiento de los perros.

Tras la intensa e interminable ola de explosiones en Irak, el Pentágono acudió en verano del 2004 a sus colegas israelíes. Una representación de los Marines visitó las instalaciones en Israel donde se entrenan los perros de la unidad, con una larga experiencia en identificar explosivos, encabezar misiones militares, atacar, advertir emboscadas y rescatar supervivientes en terremotos o incendios. Para los soldados, son “una gran ayuda”. Para quien es objeto de sus acciones, una terrible y temible pesadilla.
Habilidad y sangre fría

Tras verles en acción, Estados Unidos compró 96 perros, a 4000 dólares la unidad. Los Marines que llegaron a Israel alucinaron ante la habilidad y sangre fría de los perros y el uso de la tecnología.

Cada perro de la unidad israelí tiene un receptor de radio en el collar a través del cual el guía (el soldado que va siempre con él) le da órdenes. En la espalda, el perro lleva adosado una pequeña cámara que filma todos los momentos y lugares por donde actúa.

De esta forma y a una distancia de varios metros, los soldados saben cuántos milicianos hay en el edificio rodeado y qué tipo de armas llevan. “Nuestros perros no son suicidas ni les enviamos a morir en nuestro lugar. Realizan misiones que antes hacían los soldados”, dice el teniente coronel Yoav, responsable de Oketz, indispensable en toda misión militar ya sea terrestre, aérea o marítima.

Se entrenan en una moderna instalación donde los centenares de perros son cuidados como si fueran atletas profesionales. Se les controla su dieta, hacen ejercicio en una especie de gimnasio para canes y pasean dos veces al día con su alter ego, un soldado procedente de una unidad de élite que, tras año y medio de instrucción, se dedica exclusivamente a adiestrar, entrenar y garantizar el éxito de su perro.

La sintonía entre ambos es total y la confianza ciega. Se jubilan cuando llegan a los 10 años, momento en el que suelen ser adoptados por sus antiguos guías.

Daños económicos

La Policía israelí también dispone de una unidad canina, aunque especializada más en la identificación de drogas. Hace unas semanas, la perra Sana acaparó los titulares de la prensa local al haber detectado ella sola y en pocos minutos decenas de kilos de heroína que ocultaban varios camellos en el sur del país.

El hallazgo de la famosa Sana supuso para estos unas pérdidas por valor de 40 millones de shékels (7.3 millones de euros). “Sana y sus colegas hacen un trabajo excepcional que provocan un daño de millones de shékels a los delincuentes. Simplemente, no pueden engañar a nuestros perros”, afirma al diario Maariv el oficial David Netzer.

En la unidad Oketz, hay también cada vez más soldados que son entrenados y entrenan. “Estamos todo el día con el perro. Es uno más de la familia y el momento más duro es cuando al final de la jornada debemos despedirnos”, dice una de las jóvenes que no teme a ir al frente de combate.

Muchas veces los perros son los primeros en caer en una misión. En tal caso, la unidad tiene un espacio reservado en el cementerio donde se la da el último adiós con todos los honores propios de un funeral militar.

“Limitaciones lingüísticas de los animales” es el término que han usado los Marines en Irak para explicar el motivo de la poca disciplina de los perros adquiridos. Entre ladrido y ladrido de fondo, los expertos israelíes ironizan: “Quizás los soldados norteamericanos deban aprender hebreo”.

Fuente: http://www.elmundo.es

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: